El aprendizaje conectado formado parte de los escenarios abiertos, inclusivos y ubícuos

De Juan Domingo Farnos

Image for post
Image for post

A pesar de que el nombre “aprendizaje conectado” podría sonar como un nuevo intento de describir el impacto de los nuevos medios en nuestras vidas, va mucho más allá del enfoque simplemente en las tecnologías que nos conectan, y en cambio se centra en las prácticas culturales y sociales Comunidades a través de las cuales se produce esta conexión y, más generalmente, sobre las consecuencias de estos nuevos tipos de conectividades y colectividades en el proceso de aprendizaje.

Des de el 1992 trabajando con el aprendizaje conectado y en 2004 publicándolo a través del aprendizaje abierto, inclusivo y ubícuo ahora comparto con otros muchos autores, especialmente con el APRENDIZAJE CONECTADO de Henry Jenkins, la profunda apreciación por la idea de una ecología del aprendizaje, en la que el aprendizaje ocurre en todas partes (ubicuidad) y con su objetivo de eliminar algunos de los obstáculos que bloquean el flujo de información, conocimientos, habilidades y sabiduría entre los diferentes sectores.

Especialmente valoro el enfoque aquí en la participación — en el proceso de aprendizaje, en la gobernanza de la sociedad — ya que la lucha por lograr una cultura más participativa sigue siendo una de las batallas centrales de nuestro tiempo.

Ahora nos centramos en valorar los tipos de aprendizaje que valoran los niños y jóvenes, el tipo que es profundamente motivador y atado de manera significativa a su construcción de identidad, reconociendo que el objetivo de la educación en el El siglo XXI debería permitir que los jóvenes descubran y perfeccionen sus propios conocimientos a medida que siguen sus pasiones e informan sus intereses.

No se trata simplemente de proporcionar ricas bases de datos de información, aunque tales recursos ayuden, sino más bien de proporcionar contextos ricos y diversos que apoyen muchos tipos diferentes de aprendizaje y muchos tipos diferentes de estudiantes.

Estamos es una época que ya no cambia nada de los anterior, sino que lo ha transformado completamente, con la la creación y el intercambio de conocimientos, en la vida social, política y económica, y en la conexión global.

Existe un amplio acuerdo en que necesitamos nuevos modelos de educación adecuados a este momento histórico y no simplemente nuevos modelos de escolarización algunos incluso cuestionamos públicamente si es necesaria la escolarizacion o no….,https://juandomingofarnos.wordpress.com/…/la-escolarizacio…/ de Juan Domingo Farnos, sino nuevas visiones del aprendizaje más adecuadas a la creciente complejidad, conectividad y velocidad de nuestra nueva sociedad del conocimiento.

Afortunadamente, también podemos aprovechar las mismas tecnologías y procesos sociales que han impulsado estas transformaciones para proporcionar a la próxima generación experiencias de aprendizaje que abran puertas al logro académico, oportunidad económica y compromiso cívico.

En concreto, ahora tenemos la capacidad de reimaginar dónde, cuándo y cómo se lleva a cabo el aprendizaje ( https://juandomingofarnos.wordpress.com/…/donde-estamos-de…/)

Pero por sobre de todo hacer lo imposible para que busquen conocimientos y desarrollen conocimientos especializados a un ritmo y en un camino que aproveche sus intereses y potenciales únicos y que tengan claro que ellos son los protagonistas pero espcialmente los responsables de su formacion ( http://www.oei.es/…/divulgacioncientifi…/entrevistas_210.htm ) Y aprovechar las innovaciones a través de un creciente espectro de instituciones de aprendizaje capaces de apoyar una gama de experiencias de aprendizaje para los jóvenes que eran inimaginables incluso hace 15 años.

Proponemos un nuevo enfoque del aprendizaje conectado a las maneras de vivir, a una nueva cultura con otros valores y un paradigma de paradigmas, basado en la investigación, teorías sólidas del aprendizaje pero también diseñado para explotar el potencial de aprendizaje del nuevo dominio de los medios sociales y digitales:

-¿Qué significaría pensar que la educación es una responsabilidad de una red distribuida de personas e instituciones, incluyendo escuelas, bibliotecas, museos y comunidades en línea?

-¿Qué significaría pensar que la educación es un proceso de guiar la participación activa de los jóvenes en la vida pública que incluye el compromiso cívico y las actividades intelectuales, sociales, recreativas y profesionales?

-¿Cómo podemos aprovechar de los nuevos tipos de configuraciones intergeneracionales que se han formado para que jóvenes y adultos se unan para trabajar, movilizarse, compartir, aprender y lograr cosas juntos?

-¿Qué significaría alistar en este esfuerzo un conjunto diverso de partes interesadas que son más amplias de lo que tradicionalmente consideramos como instituciones educativas y cívicas?

Si conseguimos conectar el aprendizaje, habremos conseguido progresar y todo ello sacado de la experimentación continua y diálogo con diversos actores. Se basa en el aprendizaje social, ubicuo, mezclado y personalizado, impartido por los nuevos medios, para ayudarnos a remodelar nuestro sistema educativo en sintonía con las realidades económicas y políticas actuales. Sin embargo, el aprendizaje conectado no se distingue por una tecnología o plataforma en particular, sino que se inspira en un conjunto inicial de tres valores educativos, como hemos ya dicho.

juandon

Investigador y docente en e-learning, tecnologías educativas y gestión de l conocimiento, online facilitator.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store