El rigor del análisis y del pensamiento crítico como expresiones cualitativas del rigor y el aprendizaje digital del siglo XXI

Juan Domingo Farnos

Image for post
Image for post

La realidad de dónde venimos y hacia dónde tenemos que ir parece clara, aunque muchos digan que vagamos sin rumbo, la realidad es otra, que si lo sabemos pero a muchos no gusta, pero la búsqueda de esta dirección no está exenta de problemas. “Es indiscutible que un conjunto de creencias industriales están arraigados en el modelo mental que llamamos educación … en movimiento del aparato cuantificable de la escolarización de las expresiones cualitativas de inteligencia más profunda — y más personal, las normas individuales para pensar y logro — es un enorme pensado para cruzar la barrera. Bienvenido a la vida del siglo 21 “.

Como Markham señala:
“El principal obstáculo para avanzar es una definición obsoleta de rigor. La tarea fundamental del mundo moderno no es para preparar a los estudiantes para las pruebas estandarizadas mediante la entrega de contenido, o incluso para que sean “listos para la UNIVERSIDAD”, pero a fin de prepararlos para juzgar la calidad de la información, generar nuevas ideas, se filtra a través de una red de el análisis crítico y la reflexión, y compartir y mueven las ideas a través de un proceso de diseño para crear un producto de calidad, ya sea como una idea o un objeto material. “

Competencias de liderazgo 2.0, en diferentes sectores: económicos, sociales, educativos…., cuando el lideraje de las Organizaciones se transforma, gracias a las nuevas Tecnologías y el empuje de la misma sociedad, en elementos facilitadores que trabajan codo a codo en los diferentes grupos y estructruras, el Clusters, Nodos…

Interesante la definición de Brian Sztabnik : “El rigor es el resultado del trabajo que desafía el pensamiento de los estudiantes en formas nuevas e interesantes. Se produce cuando se les anima hacia una comprensión sofisticada de las ideas fundamentales y son impulsados por la curiosidad de descubrir lo que no saben”…

La verdadera esencia de rigor está haciendo lo correcto para los estudiantes y asegurar que tengan los FACILITADORES, ACOMPAÑANTES, ya no DOCENTES, dedicados a la guía, mentoring, entrenador y apoyarlos. Debemos tener el rigor en las escuelas, pero en un nuevo contexto. aprendizaje moderno tiene que ser productivo y tener un propósito. Ese propósito se relaciona con el mundo real, no el juego de la escuela, durante mucho tiempo el dominio de rigor tradicional. Mientras que el aprendizaje será inevitablemente un aspecto diferente en este nuevo contexto, la esencia de la base de la relación entre los estudiantes comprometidos y maestros que cuidan nunca ha sido más importante.

Eric Sheninger, sugiere que los maestros del paisaje digital contemporáneo necesitan para cuidar las metodologías modernas lo riguroso y relevante . Para Sheninger, las cuestiones de diseño de instrucción críticos de los FACILITADORES modernos necesitan :

¿Qué capacidades?
¿Quiero que los estudiantes aprendan a desarrollar?
¿De qué manera específica se que mi diseño de instrucción es riguroso, orientado relevante, ?
¿Cuáles son mis puntos de referencia para el rigor?
¿Pertinencia?
¿Relaciones?
¿Objetivos claros?

Evidentemente estamos demostrando que el aprendiz es el responsable de su trabajo y de su aprendizaje, no queda otro camino más que el redárquico, pero ¿cómo le pueden ayudar? (acompañantes, sistema…):

.Los gerentes o mentores — ¿Qué activos de aprendizaje necesitan en apoyo de su papel?

• Los formadores, facilitadores — ¿Qué activos de aprendizaje son esenciales para su papel?

• El personal que apoyan en tiempo real — ¿Qué activos de aprendizaje se requiere para apoyar peticiones en demanda?

• Peer to peer, colegas que colaboran — ¿Qué lugares sociales apoyamos — moderada — la cosecha de las mejores prácticas para construir en los futuros activos de aprendizaje?

• Los que diseñan — ¿Qué ampliaron las competencias y que hacen que necesiten en relación con el descubrimiento inicial, análisis de causa raíz, definición del contexto de trabajo, y el conocimiento de la tecnología, un ecosistema adecuado?

• ¿Qué activos de aprendizaje son apropiados que en el contexto de un cambio de comportamiento disruptivo, puedan seguir haciéndose las cosas ya no igual, sino mejor?

Pero para todo ello se necesitará:

Naturalmente siempre tenemos unas preguntas que nos debemos y debemos hacer y que deben estar siempre presentes y en evolución:

1. ¿Cuáles son las capacidades y experiencias existentes del alumno?

2. ¿Cuáles son los requisitos de conocimientos y de habilidades para la perfecta ejecución de la tarea?

3. ¿Cuál es el rol de trabajo funcional del aprendiz?

4. ¿Cuá les son las circunstancias en torno a la urgencia o coacción relacionados con la finalización de la tarea efectiva?

5. ¿Cuál es el grado de riesgo del negocio unido a una ejecución perfecta?

6. Dónde está el trabajador ubicad físicamente en su momento de necesidad de aprendizaje?

7. Dónde se encuentra el trabajador dentro de su respectivo flujo de trabajo?

8. ¿Cuáles son las tecnológicas y de conectividad [de movilidad]?

9. ¿Cuál es la mezcla más eficaz de loos medios de comunicación para apoyar el desempeño del learning is the work?

10. ¿Qué hace que una capacidad sea sostenible, tangible y medible?

La diferencia entre dirigir y facilitar el cambio en la Sociedad!!!

Comprender la facilitación comienza con una toma de conciencia de la diferencia entre la facilitación y el liderazgo. Se ha dicho que el liderazgo es algo que se hace a un grupo, mientras que la facilitación es algo que se hace con un grupo.

Aunque muchos líderes pueden (y deben) ser facilitadores eficaces, el facilitador es diferente de un líder, en que el primero es consciente sobre el uso de poder, autoridad o control de los lugares y las limitaciones sobre los usos de la misma.

Un facilitador debe ser “un mediador neutral cuya función es proporcionar información y permitir el intercambio de diálogo entre los participantes …” (del catalizador).

Los facilitadores ayudan a los grupos a medida que trabajan juntos hacia el logro de los objetivos del grupo, y en muchos casos no interponen sus propias opiniones personales o de orden del día. Al expresar sus opiniones al grupo, los facilitadores tienen el riesgo de desalentar a otros con opiniones diferentes, pero deben asumir el riesgo.

Permanecen alerta a la dinámica de grupo y fomentar la reflexión, tener un desafío ,mantener el respeto y la seguridad dentro del grupo.Aunque los facilitadores pueden ayudar a guiar la discusión, también reconocen y fomentan la propia capacidad de los grupos que conducen.

Así, a diferencia de los líderes de referencia, los buenos facilitadores ceden el control al grupo y promueven un diálogo abierto y democrático entre los miembros del grupo.

La reflexión efectiva requiere que los facilitadores demostren una actitud de mente abierta, saber comunicarse adecuadamente, manejar dinámicas de grupo, incorporar la diversidad, y permitir el cierre.

El desarrollo de habilidades en cada una de estas áreas implica un aprendizaje continuado y sentirse cómodo con las prácticas de facilitación.

El docente está sujeta al aprendizaje personalizado mediante una transformación que viene desde abajo, dejando de ser instructor para el aprendizaje (proceso), a simple acompañante.Este aprendizaje puede tener éxito, sin embargo, es necesario cumplir una serie de factores, debe ser abierto, inclusivo y ubícuo (Juan Domingo Farnos), de otra manera, casi es imposible.

El empoderamiento es un objetivo fundamental de la nueva educación centrado en el fabricante de espacios de aprendizaje, el aprendiz.- los facilitadores deberán ayudar a los jóvenes a sentir que por si solos, compartiendo con sus pares… que pueden construir y dar forma a sus mundos. Esa sensación de “potenciación fabricante de” surge cuando los aprendices aprenden a observar y participar con sus entornos físicos y conceptuales.

Para animar a que la sensibilidad aumente, los facilitadores deben proporcionar oportunidades a los estudiantes a:

-mirar de cerca y reflexionar sobre el diseño de objetos y sistemas;

-explorar la complejidad del diseño;

-entenderse a sí mismos como diseñadores de sus mundos.

Muchos son los docentes que nos replanteamos a diario su forma de trabajo, de hacer llegar los contenidos a nuestros alumnos de una forma más real y efectiva. En definitiva, de querer que sean ellos el centro y motor de todo el proceso de enseñanza — aprendizaje. Y os hemos de reconocer que no es algo sencillo y muchas son las diferentes metodologías activas que en la actualidad se proponen.

Roles de trabajo: Los alumnos poseen diferentes roles con responsabilidades:

-Leader: Encargado de distribuir el trabajo y supervisar su correcto desarrollo.

-Scribe: Encargado de la relación con el profesor y las dudas.

-Recorder: Encargado de registrar todo lo que sucede y las decisiones grupales. .

-Time Keeper: Encargado de que todo se realice en tiempo.

Los estudiantes escogen una manera de hacer, un andamiaje y preguntan:

-¿Cuáles son las partes del andamiaje que nos pueden ir mejor?

-¿Cuáles son las personas que se podrán conectar a nuestro andamiaje?

-¿Cómo las personas interactuarán entre sí y con las partes del andamiaje?

-¿De qué manera un cambio en un elemento del andamiaje afectará a las diversas partes y personas relacionadas con ello?

Estas rutinas nos permitirá conseguir dos objetivos con nuestros alumnos:

Seremos conscientes de sus propias ideas, conocimientos, maneras de pensar o querer hacer:

-Desarrollen su capacidad de hablar en inglés entre ellos, ya que podrán aportar sus ideas siempre y cuando sea en lengua inglesa (aunque no se busca la perfección gramatical y léxica).

-Esta rutina podemos utilizarla en diversas situaciones:

-Generar una lluvia de ideas ante un nuevo proyecto que comienza.

-Resolver un problema planteado.

-Argumentar acerca de un tema concreto propuesto.

-Descubrir los conocimientos previos de nuestros alumnos.

-Repasar lo trabajado en sesiones anteriores.

Estos modelos, que se pueden describir bajo los parámetros del aprendizaje flexible y situado, la construcción social de los conocimientos y la implicación personal en los contenidos a tratar, demandan formas alternativas de evaluación del aprendizaje.

  1. Nuevas formas de evaluación para nuevas formas de enseñanza-aprendizaje Las nuevas tecnologías, especialmente las basadas en la web, están conduciendo a la enseñanza y a la formación hacia direcciones que pueden parecer oportunas desde el punto de vista político o económica, pero que no siempre resultan ideales desde la perspectiva pedagógica.
  2. Aunque el aprendizaje a través de plataformas basadas en la web puede presentarse como ‘técnicamente novedoso’, esto no conduce automáticamente a mejorar la calidad de dicho aprendizaje. Un diseño didáctico de calidad lo es con independencia del medio; otra cosa es que este último ofrezca mayores posibilidades de aplicación. Algo similar ocurre con la evaluación del aprendizaje cuando éste se ha realizado básicamente en plataformas de teleformación.
  3. Del mismo modo que es posible diseñar entornos de aprendizaje con tecnología hipermedia que soporten principios constructivistas en los aspectos más técnicos, pero no en la filosofía subyacente del modelo, se puede estar cometiendo el error de no aprovechar las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías para reflexionar sobre nuestras prácticas evaluativas y su coherencia con el enfoque de aprendizaje adoptado.

Cuando la era del aprendizaje a través de Internet comenzaba a dibujarse, Romiszowski (1993) ya mostraba su preocupación por lo que él denominaba como una tendencia hacia la interactividad de nivel superficial, en función de la cual los alumnos disponen del control para navegar a través de amplias cantidades de información. Él argumentaba que, aunque esto puede parecer un medio capacitador, al menos que al estudiante se le den unos objetivos de aprendizaje específicos no tendrá criterios claros para elegir a qué contenidos acceder.

En este sentido, el uso de pruebas y tests de autoverificación, si están bien pensados y diseñados, pueden contribuir a orientar el proceso de aprendizaje de los alumnos, ayudándoles a comprobar si los aprendizajes que están realizando responden efectivamente a lo que se espera de ellos.

Compromiso y significado personal, divergente y diverso… son el nuevo rigor. aprendizaje digital, , las expectativas desafiantes en profundizar, en lugar de diluir el rigor. Las necesidades de la primera mitad del siglo 21 son inevitablemente y claramente diferentes por lo que necesitamos nada menos que un compromiso riguroso para este cambio de paradigma que va a preparar a nuestros jóvenes para el futuro que se merecen.

juandon

Written by

Investigador y docente en e-learning, tecnologías educativas y gestión de l conocimiento, online facilitator.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store